5 tips para comprar un colchón

 

Comprar un colchón puede ser una decisión difícil. Muchos damos por sentado que cualquier colchón debe de funcionar. Pero si has comprado un colchón de mala calidad sabes que esto no es cierto. El colchón es probablemente uno de los productos que más usamos en nuestra casa, simplemente la mayoría de las personas pasan entre 7 a 9 horas en él todos los días.

Un mal colchón puede no solo puede afectar tu comodidad al dormir, también puede afectar tu salud y tu desempeño durante el día. Por eso, es importante tomar una buena decisión y comprar el colchón ideal para ti.

Aquí en Top5 queremos darte 5 tips para comprar un colchón. Tómalos en cuenta y encuentra más fácil el mejor colchón para ti.

 

1. Prueba el colchón por un periodo extendido de tiempo

Expertos explican que el cuerpo puede tardar entre un par de días hasta un par de semanas en adaptarse a un nuevo colchón. Por eso, es importante probar un colchón por un periodo extendido de tiempo, para ver si nuestro cuerpo logra adaptarse y también si nosotros nos sentimos cómodos. Un nuevo colchón puede ser como un par de zapatos, necesitar usarlos primero un rato para que agarren forma.

Por eso es bueno buscar colchones con periodos de prueba. Varias marcas de colchones en caja cuentan con buenos periodos de prueba. Por ejemplo, Emma ofrece 100 noches de prueba, más envíos y devoluciones gratis, esto quiere decir que puedes probar sus colchones de una manera fácil y sencilla sin tener que perder dinero si al final no te gustó.

2. Consulta test y premios de asociaciones independientes

A veces un poco de ayuda no está de más. Siempre es bueno consultar la opinión de los expertos en cierto tipo de compras. La opinión de los vendedores en tiendas de colchones puede ser útiles, pero después no sabes si lo que te están diciendo es cierto o puro marketing para venderte un colchón caro. Se pueden ver opiniones en internet, ya sean criticas en páginas como Amazon, Mercado Libre o videos en YouTube.

Pero otra opción es ver las reseñas de asociaciones independientes enfocadas en proteger e informar al consumidor. En México tristemente no tenemos muchas de estas asociaciones. Pero si el producto que estás comprando está disponible en otros países siempre puedes usar esas reseñas, al final probablemente el producto viene del mismo lado o tiene la misma calidad. En Europa existen varias asociaciones, en Alemania está Stiftung Warentest o en Reino Unido está Which? entre otras.

Normalmente estas asociaciones hacen pruebas que uno normalmente no podría hacer solo, como control de calidad, durabilidad y pruebas de calidad de los materiales. Esto puede ayudarte a descubrir que productos valen la pena y cuales son puro marketing.

3. Presta atención a los colchones con materiales transpirables

La temperatura es un factor importante para dormir que mucha gente no toma en cuenta. Para tener un sueño placentero, nuestro cuerpo tiene que liberar el exceso de calor corporal. Colchones tradicionales de resortes atrapan el calor y no permiten que nuestro cuerpo se enfríe, por eso muchos sudamos en la noche. La sudoración nocturna puede ser incomoda y en algunos casos incluso puede interrumpir el sueño.

Por estas razones, es importante buscar colchones que tomen este factor en cuenta. Hay diferentes formas en la que un colchón puede ayudar a liberar el exceso de calor corporal efectivamente. Por ejemplo, algunos colchones de espuma cuentan con poros en la espuma y en la funda para que el aire pueda fluir libremente, ayudando a regular la temperatura mucho más fácil que un colchón de resortes.

Estas nuevas tecnologías pueden parecer algo insignificantes, pero una vez que las usas se nota la diferencia.

4. Ten en cuenta el soporte ergonómico del colchón

El soporte de un colchón es básico para descansar bien. Creo que muchos sabemos que un colchón debe tener buen soporte, pero me atrevería a decir que no muchos sabemos diferenciar entre un colchón con un soporte bueno o malo.

Básicamente, tu cuerpo necesita que tu columna vertebral esté derecha y libre de estrés. Por lo tanto, un colchón con soporte ergonómico intenta que tu columna esté alineada todo el tiempo mientras duermes. Lo malo es que no todos los colchones con soporte ergonómico funcionan igual para todos. Los factores que pueden afectar cómo el colchón soporta tu espalda es tu tamaño, tu tipo de cuerpo y la posición en la que duermes. Por ejemplo, si duermes de lado necesitas un colchón que se hunda más en la sección de los hombros para que tu columna esté derecha.

Lo mejor que puedes hacer es probar el colchón por varios días como ya lo hemos mencionado. También existen colchones que están diseñados para tener un soporte universal que se adapte a todo tipo de cuerpos.

5. Combina tu colchón con tu cojín

La combinación de almohada y colchón es esencial para dormir bien. Como ya lo mencionamos, para dormir bien nuestra columna tiene que estar alineada. Necesitamos un cojín que funcione con nuestra forma de dormir, con nuestro cuerpo y con la firmeza del colchón. Tu cuello y tu cabeza no deben de estar ni muy alto ni muy abajo. Por eso, comprar el cojín que vaya con tu estilo de dormir y con tu colchón puede hacer toda la diferencia.

 

Conclusión

En conclusión, comprar un colchón no es tan fácil como uno cree. Si tomas estos 5 tips para comprar un colchón en tu próxima compra podrás tener una mejor idea de cómo separar lo malo de lo bueno. Encontrar el colchón ideal para ti puede tomar tiempo. Pero encontrar el indicado puede cambiar tu vida, puede ayudarte a ser más productivo, a mejorar tu salud y por supuesto a dormir mejor.

Si estás interesado en buscar un colchón nuevo consulta nuestra tabla de los mejores colchones en México 2021.

 

Fuentes: https://www.presseportal.de/pm/121105/4754539